Ciervo estofado con salsa de chocolate

Llegan las navidades y los momentos de disfrutar de la comida junto a los seres queridos, por eso desde Artemonte queremos ayudarte a preparar una comida exquisita para dejar a tus comensales con ganas de más.

Esta vez os traemos una receta llena de contrastes pero que su fusión es una delicia para el paladar, una receta de ciervo con salsa de chocolate.

dificultad media

Ingredientes:

  • 1 kg de carne de ciervo
  • 2 cebollas grandes
  • 1 pimiento rojo grande
  • 6 dientes de ajo
  • 1 hoja de laurel, 1 rama de tomillo y otra de romero
  • 1 litro de cerveza
  • 1/2 litro de vino tinto
  • Sal, pimienta negra recién molida (al gusto)
  • 2 manzanas reinetas
  • 50 g de chocolate 70%
  • Brandy

Preparación.

Lo primero que vamos a hacer es macerar el ciervo durante 48 horas. Para ello debemos cortar la carne raw de ciervo en dados y dejar estos en taquitos de unos 2x2cm aproximadamente y los echamos en una olla o cazuela, después de salpimentarlos.

A continuación partimos la cebolla, la manzana y el pimiento en dados de unos 3 cm aproximadamente, todo lo echamos en una olla o cazuela con la carne. Partimos los ajos también, ponemos la mitad en el macerado y reservamos la otra mitad.

Cuando lo tengamos todo, echamos las hierbas aromáticas, la cerveza y el vino a la cazuela, cubriendo todos los ingredientes, y reservamos en un sitio fresco durante 48h, que es el tiempo de macerado ideal. Consejo del cocinero: si no puedes dejarlo tanto no te preocupes, con un par de horas es suficiente.

Pasadas las 48 horas, separamos los ingredientes del líquido, reservando este. Ahora separamos la carne del resto de ingredientes y preparamos una sartén, donde ponemos el ajo que habíamos reservado con un poco de aceite y marcamos la carne unos segundos para que aguante los jugos. Sacar y reservar.

En otra olla echamos el resto de ingredientes de la maceración salpimentados y salteamos durante unos 15 minutos aproximadamente.

Después añadimos la carne y los ajos, le damos un par de vueltas y echamos un poco de brandy para rescatar el fondo. Removemos un minutos y añadimos los líquidos del macerado, que dejaremos unos 15 minutos, para que pueda reducir a la mitad. Entonces cubrimos de agua hasta pasar un par de dedos los ingredientes e incorporamos el chocolate, dejándolo a fuego medio-bajo durante una hora y media.
Este plato es ideal servirlo con unas patatas confitadas como guarnición.

Con un poco de tiempo y calma este plato no tiene gran misterio y vuestros comensales se sorprenderán de su sabor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X